corregir los errores

Aprender idiomas está bien, hablar bien el suyo propio es mejor

En la presente entrada me dispongo a hacer un pequeño análisis sobre la importancia de un buen dominio de la lengua materna, en detrimento del aprendizaje de idiomas extranjeros. No reniego del hecho que aprender idiomas sea una cosa negativa, ya que justamente de lo contrario se nutre este blog, que humildemente hemos denominado “por qué aprender idiomas”.

Muchas veces me pregunté en épocas escolares sobre las diferentes estrategias utilizadas por los profesores para enseñarles inglés a mis compañeros. Mi teoría era muy sencilla, o acaso fuera mi hipótesis, en forma de pregunta, quizás retórica, y sin respuesta evidente. ¿Cómo enseñar una segunda lengua a una persona que no puede ni dominar la suya propia? Antes de intentar incursionar en la lingüística internacional, es mi opinión que aprender a escribir y hablar de una manera correcta. No estoy en contra ni de los neologismos, ni de los regionalismos, ni de las barriadas, porque cada una de esas áreas mantienen una lógica, siempre y cuando se las siga. Voy a ilustrar lo que digo con un ejemplo claro.

Jorge Luis Borges, durante una clase de literatura en la Universidad de Buenos Aires, jamás habría dicho en medio de su ponencia “y partiendo de la base que Quevedo de las estructuras literarias clásicas no entendía una goma…”, como tampoco escucharán a un joven que vive en la calle que diga “disculpe jefe, ¿no me da una moneda? Las medidas draconianas del gobierno nos afectan en la búsqueda de trabajo”. No, jamás. Siguen una lógica. Pero no me quiero ir de tema.

Aprender idiomas, retomo, es una idea muy interesante si uno pretende poder expresarse en otras lenguas. Pero si la suya propia tiene faltas, deslices continuos o simplemente aberraciones de la naturaleza, ¿Qué se puede pretender?

En realidad, la entrada que se tenía preparada para el día de la fecha no era un texto sobre la gente que escribe cualquier cosa en internet en su propia lengua materna, salvajemente vejada en algunos casos. La cuestión, en total honestidad, iba a ser un análisis sobre el idioma francés, y las críticas que se le hace al idioma y a la gente que habla la lengua. Para tal fin, me dispuse a buscar diferentes tipos de fuentes, ya que para escribir un artículo es altamente recomendado buscar, un poco, no digo mucho, dos páginas además de Wikipedia, material que ya se haya escrito sobre el tema.

Quien entienda de búsquedas por Google sabrá que es difícil posicionar a una página dentro de los primeros listados del gran buscador. Sorprendentemente me encontré con esta página, que no voy a citar, ni tampoco a su autora, pero que utilizaré a modo ilustrativo sobre lo que no se debe hacer, digamos, por el bien de la ciencia.

A continuación podrán encontrarse con el texto, sin ninguna modificación suplementaria, y abajo, encontrarán un análisis más en detenimiento oración por oración, ya que en el presente “informe” (como autodenomina la autora a su creatura) no tiene pérdida ni una coma.

Bonsoir mes amis!

Suena bastante divertido el tono del saludo, buenas noches a todos y a todas.
Es una buena forma para iniciar este informe, acerca de este brillante idioma que es el francés que tanto me encanta.

El presente informe, sinopsis u opinión, es más para hacerles llegar lo importante que es aprender esta lengua.

Muchos de los que nos encontramos aquí presentes sabemos que hoy en día para entrar al campo laboral es necesario dominar, conocer o hablar el idioma inglés, sin embargo no sin antes mencionar que el francés también es fuente de trabajo.

Francia, con su hermosa capital París, llena bastante orgullo y admiración de todos los que la contemplan, no sólo de los que la visitan. En este país, habitan más de 60 millones de habitantes, con más de 20 provincias incluyendo su capital. El Euro es su moneda. Francia es conocida como el país que manifiesta el amor, cidudad bastante prestigiosa y llena de gran historia.

Aprender el francés no es difícil, sólo es cuestión de mucha expresión oral, la pronunciación y escritura. Es casi o igual de fácil que el inglés, incluso, el que ya sabe más de una lengua tiene la facilidad de y suavidad de hablar francés.

Bueno, espero que les haya interesado esta información, no sin antes agradecerles su atención, invitándoles para se mantengan informados a las diversas informaciones, noticias o novedades
acerca de este tema. Au revoir!, adiós!!

Se despida muy agradecida y feliz,

Análisis del texto frase por frase – Qué no hacer al momento de escribir un texto

Suena bastante divertido el tono del saludo, buenas noches a todos y a todas.
Nada de kirchnerismos, o neologismos políticos argentinos.

Es una buena forma para iniciar este informe...
Cuatro frases no hacen un informe: los textos deben dar información verdadera y no mentirle al lector.

…acerca de este brillante idioma que es el francés que tanto me encanta.
Un informe no lleva opinión, no darla a menos que se la pida… y decir que el idioma es “brillante”, no dice NADA del idioma en sí. Si las generaciones presenten pierden poco a poco la facultad de describir las cosas con un vocabulario de más de 500 palabras, no es nuestro problema, escribamos correctamente y con adjetivos acordes, y que las cosas no solo sean lindas, feas, o …. brillantes.

El presente informe, sinopsis u opinión…
Si el mismo autor no sabe exactamente lo que está escribiendo, tenemos un grave problema.

…es más para hacerles llegar lo importante que es aprender esta lengua.
Por favor, no tomemos al lector como estúpido, él sabe que el idioma francés es importante, sino, no habría buscado información al respecto para informarse mejor… lamentablemente se encontró con este texto, pero eso ya es problema de Google.

Muchos de los que nos encontramos aquí presentes sabemos que hoy en día para entrar al campo laboral es necesario dominar, conocer o hablar el idioma inglés, sin embargo no sin antes mencionar que el francés también es fuente de trabajo.
Es importante saberlo, que es mejor no tomar drogas antes de sentarse a escribir, puede que nos dé inspiración, pero a veces los textos pueden ser nefastos. Si el autor cree que hay gente presente con él, lo mejor es alejarse poco a poco sin hacer movimientos bruscos, para no asustarlo.

Francia, con su hermosa capital París, llena bastante orgullo y admiración de todos los que la contemplan, no sólo de los que la visitan.
Esta frase, creo yo, es un resumen simbólico del texto: no se entiende nada lo que dice. Se requiere un gran esfuerzo para poder comprender lo que el autor quiso decir, no por su contenido abstracto, sino por las palabras y su arbitrariedad, circunstancialidad y incoherencia.

En este país, habitan más de 60 millones de habitantes…
¿Tengo que decir algo? Mientras no sean 60 millones de chingones los que habiten Francia, creo que el pueblo francés puede estar a salvo. Y son 66 millones la cantidad de habitantes que “habitan” en Francia. Si no se dan datos exactos puede darse un margen de error. “Son 60 millones, con un margen de error de más o menos 6 millones”. Nadie se va a dar cuenta.

Francia es conocida como el país que manifiesta el amor, cidudad bastante prestigiosa y llena de gran historia.
La autora misma no se pone de acuerdo sobre si “Francia” es un país o una ciudad, o utilizando el neologismo de “cidudad”, que debe referirse a esta ciudad-país-estado que, según la autora, es en estos días Francia. Que las frases queden a la mitad, es casi anecdótico.

Aprender el francés no es difícil, sólo es cuestión de mucha expresión oral, la pronunciación y escritura.
La autora juega con la retórica de su texto, haciendo bromas internas sobre sus propios lectores, “aprender francés es fácil, solo es cuestión de dominar el vocabulario, la gramática, la expresión oral, la pronunciación, la retórica, la ortografía,….. ¿no sé si me explico?

Es casi o igual de fácil que el inglés, incluso, el que ya sabe más de una lengua tiene la facilidad de y suavidad de hablar francés.
El nivel de dificultad que la autora alcanza en esta frase me supera…

Bueno, espero que les haya interesado esta información, no sin antes agradecerles su atención…
Si escribimos cuatro frases, y una de las mismas es un saludo, el texto realmente carece de “información” como dice la autora… “les haya interesado esta información”…. me pregunto yo, ¿qué información?

…invitándoles para se mantengan informados a las diversas informaciones…
Infórmense sobre las informaciones no sin antes, subir arriba o bajar abajo.

Se despida muy agradecida y feliz,…
“¿Se despida?” “¿Agradecida y Feliz?” Ignorance is bliss… La ignorancia es felicidad.

Fotos utilizadas en esta entrada:
Foto de tapa, de Unhindered by Talent
Foto de entrada, de Pascal Maramis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *