¿De qué hablamos cuando hablamos de Nirvana? Por supuesto, podemos referirnos al estado de liberación que se consigue al alcanzar la iluminación. Pero para una cultura más joven (o quizás no tanto), cuando decimos Nirvana, decimos Kurt Cobain y el grupo de música “grunge” que marcó el principio de los años 90.

El grupo estaba conformado el bajista Krist Novoselic y una cantidad de bateristas que cambiaron con los años, siendo el más duradero el famoso Dave Grohl. A fines de los años 80 nace la banda Nirvana sin demasiado éxito comercial, para explotar al mundo entero con el mítico álbum de “Nevermind”, donde aparece un bebé nadando persiguiendo un billete de dólar, que incluía la canción que los hizo más conocidos y marcó toda una generación “Smells like teen spirit”.

La banda vió terminada su historia con la muerte de Kurt Cobain, que se suicidó en el año 1994, debido a un disparo auto infligido. La banda podría definirse con una frase que el mismo Cobain escribió en su carta de despedida. “It’s better to burn out tan to fade away” (citada de una canción de Neil Young) que se podría traducir como “es mejor quemarse que desaparecer” (¡más o menos!). Ya ven desde un principio a lo que apunta el blog… hay algunas frases que simplemente, ¡no se pueden traducir!

¿Por qué mencionamos a Kurt Cobain y a Nirvana en un blog, cuya meta final es explicar para que sirve aprender idiomas? Las canciones del grupo siempre fueron muy simbólicas, tanto así que el mismo Cobain se enojaba con su público (una de las razones de su suicido, según él, !no digo que haya que hacerlo!) porque repetían las letras de sus melodías sin saber a que apuntaban. Y muchas veces, los títulos o las palabras no querían decir nada, y su público, contrariamente, encontraba significados donde no los había. Por ejemplo, los periodistas empezaron a asociar las referencias a los niños y los nacimientos al hecho de que Cobain había sido padre. Cosa que el negó y dijo que eran sólo coincidencias. También cuestiones similares con la canción titulada “rape me” (traducida como “viólame”) que asociaron al asedio de los medios sobre el cantante, que luego él mismo desmintió diciendo que éll había escrito la canción mucho tiempo antes de su sobreexposición mediática. La canción también se ganó el odio de organizaciones feministas por decir que era una apología de las violaciones. Cobain también tuvo que dar explicaciones al respecto, diciendo que se trataba de una “justicia poética”, en donde un violador recibía lo que merecía.

¿Para qué sirve entonces aprender inglés (en este caso)? Para poder entender de manera individual lo que dice una canción, sin que nadie la tenga que traducir por ti. Un traductor tiene que tomar muchas decisiones al momento de traducir, y luego puede darse una interpretación completamente equivocada. Si entiendes lo que dice la letra, puedes sacar tus propias conclusiones, diferentes quizás a las que hubieras sacado si hubieses leído una traducción. Aprender idiomas te da una independencia intelectual, por llamarlo de una manera, de entender las cosas, como tú quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *